Cuando en 2010 Iniesta marcó ese gol con España, nos creímos los reyes del mundo. Pensábamos que éramos invencibles. Por fin conquistamos el deporte rey de este país, el fútbol…hasta que llegó el pasado mundial. Pero desde hace muchos años el deporte español es referencia a nivel mundial en deportes “minoritarios”, aunque no nos diésemos cuenta.

Siempre se ha dicho que el fin no justifica los medios, pero en la actualidad muchas personas con sus actos y palabras expresan que el fin justifica cualquier falta de valores. Esto pasa en el deporte, en política…en todos los ámbitos de la sociedad. Hay que ganar a cualquier precio. ¿Respeto? ¡Ni cuando se gana!

De ahí que lo más importante no es que los deportistas españoles ganen. Lo mejor es cómo lo hacen. En las entrevistas, todos destacan los valores que nuestros padres nos inculcaron de pequeños: esfuerzo, sacrificio, implicación, respeto, sobreponerse a las adversidades, educación.

Escuchar a Nadal, a Gasol, a Iniesta, a Casillas, a Alonso, siempre es sinónimo de respeto al rival, de elogios. Destacan las virtudes del contrario, y de lo mucho que aportan a su deporte.

Es un gustazo ver anuncios como el de Gasol, donde expresa que ser español es una responsabilidad. O la entrevista donde Nadal elogia a Federer y Djokovic. Y es un gustazo porque ellos son conscientes de que son los ídolos y la referencia de muchas personas, sobre todo de los niños.

Los chavales quieren ser ellos, son la referencia que tienen. Y ver a estas “estrellas” hablar así de sus rivales, competir con el máximo respeto y luchar cada segundo es bueno para el deporte, sí, pero sobre todo es bueno para la Sociedad.

Hace unos meses los españoles descubrimos un “nuevo” deporte, el bádminton, gracias a Carolina Marín. La prensa habla de deportes como el triatlón, con Gómez Noya a la cabeza. Y quién no ha querido remar al lado de David Cal, el deportista con más medallas olímpicas de la historia de España. Y qué decir de Marc Márquez, jugándose la vida en cada curva y siempre con una sonrisa en la cara, compitiendo y ganando al mejor de la historia. ¿Y sabéis cómo lo hacen? Efectivamente, con sacrificio y respeto

Es una lástima que los niños pequeños no hayan conocido al Buitre, ni a Indurain, ni a Raúl. Todos ellos destacaban como deportistas, pero sobre todo por su humildad, por su caballerosidad en el deporte.

Evidentemente soy consciente de la cantidad de deportes y deportistas que me dejo atrás, como el patinaje (Javier Fernández), o la natación sincronizada (Gemma Mengual) y otros muchísimos que también destacan por los valores que una sociedad debe tener.

Los españoles, deberíamos sentirnos orgullosos de ser representados por estos deportistas que llevan nuestra bandera con orgullo y que consiguen que España sea elogiada y respetada. Así que inculquémosle a nuestros jóvenes los valores de toda la vida, y que aprendan a perder y a ganar, no en el deporte, si no en la vida.

Aaaadiós

Foto Portada: Javier Galán
Share.

About Author

La vida hay que verla desde el lado positivo y optimista, por eso siempre busco todas las oportunidades que nos ofrece nuestro día a día, ya que una persona con ganas e ilusión consigue sus metas en la vida. Soy una persona extrovertida, que disfruta viajando y conociendo nuevas culturas. Me encanta jugar al tenis, correr, hacer senderismo y he hecho 2 veces el Camino de Santiago en bicicleta de montaña.

Comments are closed.