“Como alcalde vuestro que soy os debo una explicación, y esa explicación que os debo os la voy a pagar”. Eran las palabras del genial Pepe Isbert a su pueblo.

La realidad siempre supera la ficción. Y no podía ser menos en temas políticos recreados en el cine. Una de las pocas obras maestras del cine español, que satiriza sobre la situación económica, política y social de la España de los años 50, ha sido superada, y con creces hace unos días en España, concretamente en la capital andaluza, Sevilla.

Este hecho ha retratado fielmente la sociedad española, políticamente ingobernada, socialmente dividida y económicamente “tiesos”

La persona más poderosa del planeta viene a Sevilla, titulaban muchos periódicos de este País ante la próxima visita que realizaría el Sr. Obama al sur de España. La ciudad se paralizó, se hablaba de paseos de Obama por el Parque de María Luisa, visitas al Alcázar y la catedral… Todo estaba preparado, como en la magistral película de Berlanga.

Ni el mismísimo director hubiera podido superarse a sí mismo si le hubieran pedido que se hubiera encargado de recepcionar a los americanos. Se hubiera quedado corto. Parece ser que los americanos sabían de la película y querían seguirla paso a paso. Porque si no es difícil comprender cómo puede copiar tan detalladamente el guión de Berlanga.

La película narra la pobreza, la nefasta situación política y económica, y la tristeza social de la posguerra. 63 años después y tras muchos vaivenes en España, la situación no podía ser más parecida. Hemos dado la vuelta completa a la rueda, esa que dicen que los períodos son cíclicos.

Por eso no creo que sea casualidad, la casualidad no existe. Este hecho ha retratado fielmente la sociedad española, políticamente ingobernada, socialmente dividida y económicamente “tiesos”. Que nos seguimos ilusionando con este tipo de visitas. La única diferencia de la película con este hecho, ha sido el por qué. El por qué no ha venido a Sevilla el Sr. Obama. La actualidad social americana mandaba.

Solo ha faltado ver a  nuestro alcalde y secuaces en el balcón del Ayuntamiento dándonos las explicaciones…  y la canción “americanos”. Pero yo me quedo con el genial Pepe Isbert y su gran discurso.

Lo mejor de todo esto, ha sido que Sevilla estaba engalanada y ha sido durante unos días la ciudad más segura del Planeta. Las calles y los monumentos de la ciudad se han reformado y limpiado a fondo, incluso los alcantarillados están relucientes. No hay mal que por bien no venga.

Si España le debe una liga al Depor, la Champions le debe una copa de Europa al Atlético, los americanos nos deben una visita de verdad a Sevilla, ¿no?

Y dicen que la hija de Obama viene a Sevilla para trabajar en unos meses…habrá que ir buscando películas…

Aaaadiós

Foto de portada: SomosKomoSomos
Share.

About Author

La vida hay que verla desde el lado positivo y optimista, por eso siempre busco todas las oportunidades que nos ofrece nuestro día a día, ya que una persona con ganas e ilusión consigue sus metas en la vida. Soy una persona extrovertida, que disfruta viajando y conociendo nuevas culturas. Me encanta jugar al tenis, correr, hacer senderismo y he hecho 2 veces el Camino de Santiago en bicicleta de montaña.

Comments are closed.