29 De Septiembre de 1.967, Pilar y Lucio se daban el sí quiero ante sus padres, hermanos y amigos en la idílica Catedral de Guadalupe. Hoy, ese mismo 29 de Septiembre vuelven a hacerlo, pero esta vez con una connotación, estamos presentes sus 7 hijos y 11 nietos.

no creo que haya mejor y más grande palabra de agradecimiento en la faz de la tierra que  PICALUGA. Así que Mamá, Papá, PICALUGAPICALUGA y mil veces PICALUGA

¡¡¡Las bodas de Oro!!! Pero ¿qué significa exactamente eso? Pues sencillamente, AMOR. AMOR con mayúsculas.

Según la RAE, el AMOR es el sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear.

Pero estas personas de la RAE no conocen a Pilar y a Lucio. Hace 50 años empezaron a construir su AMOR, basado en la confianza, el respeto, el esfuerzo, el cariño, el compañerismo y muchísimos otros valores. Al año siguiente más cariño, más esfuerzo, más respeto. Y al siguiente más y más. Y así año tras año continuaron afianzando su AMOR. Su AMOR es tan grande y tan sólido que ni un terremoto, ni un huracán, ni siquiera un terrorista podría derribarlo. Es un AMOR fuerte, gigante y con los valores tan afianzados en su base, que se ha hecho indestructible.

La RAE también habla de amor propio: amor que alguien se profesa a sí mismo, y especialmente a su prestigio. Pero no hablan de AMOR CONJUNTO: amor que se profesan uno a otro, y especialmente, el uno por y para el otro (mis padres).

Seguro que DIOS os tendrá un sitio reservado en el cielo, pues sois cristianos practicantes y defendéis la palabra de DIOS allá donde vais, prueba de ello es cómo hace muchos años os implicasteis en los equipos de Nuestra señora, donde conocisteis a verdaderos amigos y, sobre todo, vivisteis con más fuerza vuestro AMOR.

Me imagino que mi padre habrá querido mandar más de una y mil veces a mi madre a paseo. ¡Claro! Y mi madre a mi padre otras tantas miles de veces. ¡Seguro! Pero el AMOR, vuestro proyecto común, la comprensión, la paciencia y la energía, que no se sabe de dónde la sacasteis en esos momentos duros, han hecho que ese AMOR se haya fortalecido más aún.

Habéis transmitido a todos vuestros hijos los mejores valores que existen en el mundo: educación, respeto, trabajo en equipo, darse a los demás. Y no lo habéis hecho bien, no. Lo habéis hecho de forma ESPECTACULAR. Habéis puesto el listón tan elevado, que ninguno de los 7 hijos seremos nunca capaces ni siquiera de acercarnos a ese nivel.

Conseguisteis que nuestra casa se convirtiera en un centro de reuniones constante, con alegría, risas, anécdotas mil, juegos de cartas… Y lo más importante de todo: AMOR y cariño incondicional a los 7, a pesar de lo difícil que os lo hemos puesto en muchas ocasiones.

Iñigo, Carlos, Rocío, Bea, Lucho, May y Yo mismo tenemos ante nosotros un gran reto, mostrarle a nuestros hijos y sobrinos de qué dos personas tan maravillosas provienen. Tenemos el deber de que conozcan bien de donde proceden, e inculcarles esos maravillosos valores, que hoy día la sociedad está rehuyendo, para que entre todos nos podamos sentir orgullosos de nuestro legado.

Nadal, Iniesta, Márquez, Jordan, éstos y muchos otros son los héroes de la sociedad. Se dicen que han alcanzado el éxito y todos quieren ser como ellos. Pero yo no estoy en absoluto de acuerdo. Para mí mis mayores héroes son Pilar y Lucio. Sí mi madre y mi padre. ¿Por qué? Cuántas noches sin dormir cuidando de nosotros, cuantos esfuerzos, cuantos sacrificios, y cuantas y cuantas cosas habéis dejado de hacer por crear una gran familia.

Vosotros habéis renunciado a comidas en restaurantes, viajes por medio mundo, casas en la playa o la montaña, como muchos padres de amigos míos. Y nos habéis enseñado que lo más importante es que entre los hermanos nos ayudemos, nos protejamos, nos queramos, por encima de cualquier aspecto material. 

En este lugar empezó vuestro gran proyecto: crear y educar a una familia. Pero fue Sevilla la ciudad que escogisteis para poder hacerlo realidad. Y forjasteis grandes amistades como los Cuesta y los Caso. Prueba de ello es que Fernando y Mari Carmen desde entonces se han hecho inseparables y los queréis tanto como a vuestros propios hermanos. Y sé que es recíproco.

He buscado y buscado, pero no he encontrado en el diccionario una palabra que simbolice el enorme agradecimiento que, y creo que hablo en nombre de mis hermanos también, hoy quiero hacer público. Y siguiendo los consejos de mi padre que decía: “pues si no lo hay, ¡¡¡lo pintas!!!”. En este caso no lo he pintado, y haciendo honor a vuestras personas no creo que haya mejor y más grande palabra de agradecimiento en la faz de la tierra que  PICALUGA. Así que Mamá, Papá, Pilar, Lucio, PICALUGA, PICALUGA y mil veces PICALUGA.

Aaaadiós

Share.

About Author

La vida hay que verla desde el lado positivo y optimista, por eso siempre busco todas las oportunidades que nos ofrece nuestro día a día, ya que una persona con ganas e ilusión consigue sus metas en la vida. Soy una persona extrovertida, que disfruta viajando y conociendo nuevas culturas. Me encanta jugar al tenis, correr, hacer senderismo y he hecho 2 veces el Camino de Santiago en bicicleta de montaña.

2 Comments

  1. María Sequeiros on

    Amigo, precioso post. Seguro que tus padres están muy orgullosos de la preciosa familia que tienen. Una hisotira de amor preciosa. Dale un enorme abrazo y mi enhorabuena a los dos.
    Un besazo enorme y a espero que nos veamos pronto.